El escaparate, clave para captar nuevos clientes

 

Ahora que llega la época navideña un buen escaparate es esencial para atraer un mayor número de clientes a tu óptica. Dentro y fuera del horario comercial, es la mejor carta de presentación de tu óptica las 24 horas del día. No solo porque permite mostrar todos los productos y servicios que ofreces, así como destacar frente a la competencia y generar tu propia imagen, sino también porque fomenta el tránsito de clientes y la venta complementaria. Pero ¿cómo conseguir un buen escaparate? ¡Vamos a verlo!

 

Claves de un buen escaparate

Los estudios de marketing señalan que la afluencia de público aumenta en un 30% después de instalar un nuevo escaparate, aunque no todo vale. ¿Sabes cómo hacer que tu escaparate capte la atención e interés real de los consumidores?

 

1. Conoce a tu público objetivo. ¿Quiénes y cómo son tus clientes? ¿A quiénes interesan tus productos y servicios? ¿Qué necesitan, buscan o quieren encontrar en tu óptica? Haz que tu escaparate responda a las necesidades de tu público.

2. Renueva cada 20 días. Procura cambiar tu escaparate cada tres semanas, teniendo en cuenta el calendario festivo: aprovecha para renovarlo cuando haya un cambio de estación, en navidades, el día del padre/de la madre, las fiestas locales… También en los aniversarios, promociones o períodos de rebajas.

3. Selecciona bien lo que muestras. Elige los productos más novedosos de la temporada y aprovecha, además, para destacar ese servicio que te diferencia: quizá tu asesoramiento o una revisión gratuita a principios del curso escolar o el día del cumpleaños sea la mejor motivación para que un desconocido cruce tu puerta.

4. ¿Ofreces servicios adicionales? Si los das haz que todo el mundo los conozca a través del escaparate. Da igual si ofreces financiación, servicio a domicilio u organizas charlas o jornadas de salud ocular en tu óptica.

5. Muestra claramente el precio. Aunque la ley establece que los productos expuestos deben indicar el precio de forma clara, no es el único motivo para mostrarlo: conocer el precio es un factor decisivo a la hora de comprar y de entrar en la óptica. Un consejo: los precios que más atraen son los terminados en números impares, las cifras como 99 y las redondas como 150.

6. Seduce y conquista al público. Un escaparate tiene que vender, dentro y fuera del horario comercial. Para ello, utiliza todos los mecanismos a tu alcance para persuadir a los consumidores:

·  Iluminación: La luz es clave para resaltar los colores y las formas de los productos. También para dirigir la mirada, destacando los productos que más te interesa mostrar, así como para crear claroscuros entre artículos que descansen la vista y provoquen que el siguiente producto impacte más.

· Diseño: No te cortes, ser original ayuda a provocar y seducir.

· Color: Traba con un máximo de tres colores, para establecer un orden cromático.

· Colocación del producto: Tan importante es lo que muestras como el hacerlo de forma ordenada. Usa elementos de apoyo para exponer el producto (alturas, mesas, maniquíes,…), crea grupos de productos, deja espacios libres para ofrecer un descanso visual al cliente y utiliza motivos decorativos para delimitar los espacios.

· Visibilidad 24-7. Procura no quitarle visibilidad con toldos o filtros solares. Recuerda que debe ser visible al público 24 horas.

 

Ten en cuenta que cruzar un escaparate caminando es cuestión de 7 segundos, que se reducen a 3 si se recorre en vehículo o al ritmo de la ciudad. Ese será el tiempo en el que tu escaparate deberá conquistar a tus futuros clientes. Ahora que llega la época navideña se presenta una ocasión perfecta para probar nuevas ideas originales, ¿preparad@ para triunfar con tu próximo escaparate?