Facturas electrónicas en las ópticas

 

A partir del 1 de julio de este año, es obligatorio el uso de las facturas electrónicas, que se tramitarán por Internet para conectar a los contratistas y a los subcontratados. En el portal FacE, se creará un Registro Único donde poder encontrar los documentos electrónicos de forma ágil y sencilla para poder presentarlas a sus destinatarios sin problemas.

 

¿Quiénes deben presentar las Facturas-e?

A pesar de no ser siempre obligatorio para las empresas que no trabajen directamente con la Administración Pública, el uso de las facturas electrónicas es recomendable para cualquier empresa, tanto si tu óptica es pequeña o grande, puesto que agilizarás los trámites y obtendrás más tiempo para invertirlo en cualquier otra cosa que tu negocio necesite.

 

¿Qué beneficios obtendrás al utilizar las facturas electrónicas?

· Facilidad. Con los programas para realizar facturas electrónicas no tendrás que hacer cálculos sobre el tipo de IVA, el número de factura se generará solo, puedes tener guardados a tus clientes, tienes los detalles de los productos de tu óptica, entre otras cosas.

· Ahorro de tiempo. Al tramitarse por Internet, ahorrarás el tener que archivar las facturas y perder tiempo en buscarlas, ¡todas en tu ordenador! Además, hay múltiples programas gestión de ópticas que te facilitan esta tarea aún más y podrás crearlas sobre una plantilla personalizada de tu negocio.

· Ahorro de dinero. Olvídate de gastar papel y tinta imprimiendo todas las facturas que necesitas para tu negocio. ¡Sin olvidarnos de que así cuidarás el medioambiente!

· Formato único. Con estas facturas, será obligatorio el uso del mismo formato para todas las empresas de los países europeos. De esta forma, evitarás las confusiones cuando trabajes con proveedores de otra nación.

 

¿Cómo se utilizan las facturas electrónicas?

Las facturas electrónicas deben seguir un recorrido desde que salen de tu óptica hasta que son aceptadas por la Administración Pública, ¡atiende!

1. Crea la factura electrónica que vas a emitir. Debes tener en cuenta el formato único y apoyarte, si quieres, en cualquier programa de gestión.

2. Presenta esta factura en el Registro Único Común, a través de la web del gobierno. Es un trámite muy sencillo en el que subes los documentos que necesites.

3. Una vez realizado este paso, las facturas llegan al portal de contratistas, donde llegan a su destinatario a través del Registro Único Común. En este lugar, las empresas pueden consultar y recuperar todas las facturas siempre que quieran.

4. Envío de las facturas a la Administración Pública. A través de este sistema se entregarán las facturas a la administración si el importe es mayor a 5.000€.

 

Como has visto no es un procedimiento complicado y puede ahorrarte tiempo, dinero y a lo mejor algún susto que otro.