El uso moderado de las gafas de realidad virtual evitará que tu visión sufra daños irreparables.

 

El uso constante de las pantallas en nuestra vida cotidiana tiene efectos nocivos para la salud visual, pero más aún cuando se mira a una pantalla a tan corta distancia como lo hacemos con las gafas de realidad virtual. ¿Qué efectos tiene el uso de estas gafas en nuestra vista?

 

Fatiga visual

Es uno de los síntomas más comunes tras el uso de las gafas de realidad virtual, puesto que el hecho de estar mirando a una pantalla a tan corta distancia provoca tensión ocular y sequedad, pudiendo provocar daños permanentes si se utilizan durante largos periodos de tiempo.

Los síntomas de esta fatiga visual son:

· Cansancio de la vista

· Sequedad de ojos

· Picor de ojos

· Visión borrosa

· Náuseas en algunos casos

Si comienzas a tener estos síntomas mientras las usas, es muy probable que tengas fatiga visual, debes descansar la vista.

 

Miopía

Cuando utilizamos diariamente las pantallas durante un largo periodo de tiempo la miopía puede crecer de una forma muy rápida. Esto es más grave en niños y adolescentes, puesto que aún se están formando y aparecen miopías con más rapidez de lo normal y, más aún, cuando hablamos de gafas de realidad virtual, donde la pantalla está a escasos centímetros de los ojos. Los propios fabricantes han sido quienes han establecido 13 años como la edad mínima para el uso de estas gafas.

Para evitar esto, es importante limitar las horas de uso de las pantallas y, durante su uso, realizar descansos de la vista enfocando a objetos que estén lejos y a media distancia.

 

Insomnio

El uso de pantallas en un ambiente oscuro puede provocar insomnio, puesto que la luz azul que desprenden los dispositivos impide que generemos melatonina, la hormona encargada de iniciar el proceso a la preparación del sueño y el descanso.

Además, si utilizamos estas gafas por la noche, como se encuentran muy próximas a los ojos, nuestro cerebro percibe demasiada estimulación lumínica y no tiene la sensación de que es de noche y no descansa.

 

¿Qué podemos hacer para evitar estos efectos nocivos?

· Controlar el tiempo de uso de las gafas virtuales, como mucho durante media hora al día.

· Parpadear frecuentemente. Cuando miramos fijamente a un punto, tendemos a parpadear menos, por lo que tenemos que esforzarnos por hacerlo más y evitar la sequedad ocular.

· Utilizar lágrimas artificiales antes y después del uso de las gafas de realidad virtual.

· Filtrar la luz azul del dispositivo para evitar el insomnio.

 

El uso de las gafas de realidad virtual tiene efectos adversos que pueden pasar factura a tu vista y a la de tus hijos. Debes dosificar su uso y no excederte más de la media hora diaria recomendada.