Protege tus oídos y cuida tus audífonos en invierno

 

No hay duda. El invierno está aquí y ha llegado para quedarse. Y con él también aparecen los resfriados, la mucosidad y las temidas otitis. Aunque estas últimas suelen generarse como consecuencia de procesos catarrales persistentes cuando se produce una infección de las cavidades del oído medio, es importante saber cómo mantenerlas a raya. ¿Conoces cómo evitar las otitis en invierno? Te explicamos cómo cuidar y proteger tus oídos: ¡Fíjate!

 

Bufandas, gorros y orejeras, a mano

Prevención, prevención y más prevención. La mejor fórmula para evitar una otitis es tomar las medidas adecuadas para mantener nuestros oídos protegidos de ella. Por eso, orejeras, gorros y bufandas se convertirán en los mejores aliados para mantener el frío y las infecciones a raya.

Sobre todo, han de convertirse en los complementos de moda (y salud) esenciales en los usuarios de audífonos (que protegerán así sus dispositivos) así como a quienes tienen tendencia a padecer sabañones, para evitar la congelación de los pabellones auriculares.

 

Aquí sí, aquí no…

La prevención no solo pasa por proteger los oídos sino también por evitar ambientes de riesgo o cambios bruscos de temperatura. La recomendación puede resultar evidente pero se debe procurar evitar permanecer en lugares donde las temperaturas son demasiado bajas, por ejemplo las zonas de congelados y alimentos refrigerados de los supermercados.

Sin embargo, no solo se debe prestar atención a este tipo de ubicaciones. La prevención comienza en casa y, por lo tanto, conviene ventilarla bien, sobre todo las habitaciones en las que permanecemos más tiempo, como el dormitorio o el salón. La misma recomendación es aplicable al lugar de trabajo, donde también se permanece una gran parte del día.

 

Atención a la higiene

La higiene siempre es una de las armas infalibles para salvaguardar la salud. El aumento de la mucosidad que se genera en invierno también incide en una mayor presencia de cerumen, por lo que la limpieza diaria es incuestionable. Más todavía para los usuarios de audífonos que, de no llevarla a cabo, pueden comprobar una disminución en el sonido amplificado de sus dispositivos.

Además, se recomienda evitar tapar los oídos con algodón o tapones puesto que la falta de ventilación puede favorecer las infecciones del conducto auditivo externo o las otitis externas.

 

Lejos de catarros y gripes, por favor

Dicen los expertos en otorrinolaringología que la mejor fórmula para mantener la otitis a raya es evitar un contagio de catarro o gripe. Para ello, se aconseja seguir los consejos del Sistema Nacional de Salud (SNS), que recomienda un frecuente lavado de las manos, no fumar y mantener una alimentación e hidratación adecuadas.

Los usuarios de audífonos también deben tener especial cuidado en días de lluvia, puesto que se debe evitar que los dispositivos se mojen o se expongan a un exceso de humedad. La recomendación pasa por guardarlos en su estuche cuando no se utilicen.

 

Ahora que sabes lo que debes hacer para cuidar tus oídos cuando hace frío, pon en práctica estos consejos para evitar molestos y dolorosos problemas en los oídos, como la otitis.