Cómo crear títulos atractivos en el blog de tu óptica

 

La calidad de contenidos únicos, de utilidad para tus lectores, así como un nivel de redacción con ingenio y originalidad aporta credibilidad y confianza en tu web y, por extensión, en tu óptica. Sin embargo, lo primero que llama la atención en los posts de un blog son los títulos, de ahí radica la importancia de generar títulos atractivos, que te diferencien y generen interés en tus servicios. Pero ¿sabes cómo crear títulos atractivos en tu blog? Hoy te desvelamos las claves los expertos.

 

Consejos para escribir títulos atractivos

La regla más importante para redactar títulos para el blog de tu óptica es básica: mantén siempre la precisión como norma básica. Si generas expectativas demasiado altas en el titular a las que no das respuesta en el desarrollo del post, perderás la confianza de los lectores.

 

Pero hay más:

1. Conoce a tu público. Ten claro a quien te diriges para encontrar el tono adecuado. No es lo mismo escribir para estudiantes como para un público adulto y experto.

2. Promete ayudar. Y cúmplelo. Piensa siempre en las dudas y necesidades de tus lectores acerca del ámbito óptico y ofréceles respuesta. Además de conseguir una buena reputación online, te ganarás su confianza para convertirles en tus próximos clientes.

3. Sé claro. Procura generar títulos simples y fáciles de entender (evita los tecnicismos o un lenguaje denso) y lograrás que tu público te entienda.

4. Destaca los beneficios del post. ¿Qué vas a desvelar a tus lectores en el post? ¿Qué van a aprender? ¿Qué problema podrán resolver? Siempre que puedas, da respuesta a estas preguntas y les dejarás con ganas de más.

5. Sé breve. Si algo agradecemos todos, tanto los motores de búsqueda como los usuarios de internet, es la brevedad. Procura ir al grano.

6. Superlativos, en su justa medida. Adjetivos como “mejor, superior, el más, el mayor…” son palabras que enfatizan la calidad de un contenido y ayudan a promocionar tu artículo. Eso sí, sin excesos.

7. Sí al no, pero sin abusar. En el ámbito del marketing y la publicidad se evita la palabra “no” por las connotaciones negativas que conlleva, pero es un recurso que si sabe cómo utilizarlo puede funcionar mejor que cualquier “sí”. Si sabes jugar con la psicología inversa, prueba a ponerlo en práctica en un post y observa los resultados.

8. Provoca, incita y seduce sin timidez. Existen palabras y expresiones que funcionan como gancho y que utilizan los mejores los profesionales del marketing. “Guía básica/gratis para…”, “Lo que nunca te contaron sobre…”, “La diferencia entre…”, “Lo que deberías saber…” son algunos ejemplos.

 

¿Preparado para conquistar con tu blog?