Descubre interesantes datos sobre la miopía

 

La miopía es un defecto visual que provoca disminución en la agudeza visual, intermitentes dolores de cabeza y ver borroso en la lejanía. Su existencia siempre se ha relacionado con la genética, pero el aumento de miopes en todo el mundo sugiere que tanto la exposición del ojo a la luz artificial como su sometimiento a imágenes cercanas son, actualmente, los principales causantes de que millones de personas padezcan este defecto.

La prestigiosa revista científica ‘Nature’ auguraba el año pasado un aumento del 50% de miopes en la población mundial en los próximos 20 años.

A continuación, te revelamos unos interesantes datos relacionados con la miopía que debes conocer.

 

1. Las revisiones son obligatorias en la infancia

La miopía aparece a edades tempranas y su progresión suele darse entre los 6 y los 15 años, es decir, en edades en las que el ojo se está desarrollando. Será necesario insistir a los pacientes, para que sus familiares y conocidos de menor edad visiten regularmente al especialista y así poder diagnosticarla a edades tempranas, frenarla en la medida de lo posible y estabilizar la progresión.

 

2. La miopía magna puede traer complicaciones en la salud visual

Existe un tipo de patología que conlleva riesgos para la salud: la miopía magna. Cuando un ojo supera las 6 dioptrías hablaremos de miopía magna y sufrirla supone tener más probabilidades de padecer glaucomas, desprendimiento de retina o cataratas. Proponer medidas preventivas , como el uso de lentes que frenan la progresión de la miopía, será de gran ayuda para los pacientes en riesgo.

 

3. Existen lentillas que frenan la progresión de la miopía

Cada vez más en las consultas de optometría de adaptan lentes de contacto, algunas dirigidas exclusivamente a jóvenes, que frenan la progresión de la miopía.

 

4. La cirugía láser no es para todos

La operación láser es el método estrella para decir adiós a las gafas para siempre. Pero no todo el mundo puede someterse a este tipo de cirugía: personas diabéticas, jóvenes con el ojo aún sin desarrollar o individuos con graduación inestable, no pueden ser intervenidos. Los pacientes no aptos a dicha cirugía tendrán que utilizar lentes de por vida, sin embargo, la miopía no es una enfermedad: usando las lentes adecuadas, la miopía no supondrá un problema.

 

5. Ortoqueratología u orto-k

Se trata de una subespecialidad de la contactología que está en auge actualmente. Su uso reduce los efectos de la miopía y del astigmatismo de forma temporal. Tenemos diferentes tipos de lentes de contacto de orto-k, aunque destacan las nocturnas, también existen las diurnas o las lentes de contacto de geometría inversa.

 

La miopía se ha disparado de una manera alarmante en las últimas décadas no por factores genéticos, sino por factores ambientales como el uso abusivo de las nuevas tecnologías. Esta realidad hace necesario un cambio en el asesoramiento a clientes, que deberán conocer todos los detalles sobre la miopía para evitarla en la medida que puedan.