Consejos para tu óptica antes de las vacaciones

 

Ya están aquí. Las vacaciones de verano, por fin, han llegado y ya estás pensando en tus días de descanso, pero ¿sabes qué debes hacer para que puedas disfrutar de tu pausa con la tranquilidad de que tu óptica está en buenas manos y cualquier necesidad estará cubierta durante tu ausencia? Aquí y ahora te desvelamos los principales consejos a tener en cuenta antes de irte de vacaciones. ¡Toma buena nota!

 

Tu óptica en buenas manos, durante tus vacaciones

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, tu principal preocupación es poder disfrutarlas sabiendo que los trabajadores de tu óptica podrán resolver cualquier necesidad que surja en tu ausencia. Para ello, ten en cuenta las siguientes claves:

 

· Planificación de las vacaciones. Tanto tú como tus trabajadores debéis estar organizados para evitar cualquier trastorno a quienes se quedan en tu ausencia. Para ello, la clave radica en planificar el trabajo de todos no solo durante las vacaciones sino también antes y después.

· Refuerzo de plantilla. Con el personal de vacaciones, el periodo estival es un buen momento para ofrecer prácticas a becarios o realizar contrataciones temporales. Cabe recordar la importancia de realizar sus incorporaciones con antelación para que puedan llevar a cabo su trabajo correctamente.

· El trabajo, al día. Las vacaciones son perfectas para desconectar de la rutina laboral. Por eso, para irte tranquilo procura dejar tu trabajo al día y las tareas prioritarias asignadas a quienes se quedan en la óptica.

· En remoto, la nube. Aunque las vacaciones están pensadas para no trabajar, a veces puede surgir alguna necesidad crítica. Recurre a la nube y a aplicaciones de gestión para estar prevenido y, si ocurre, poder solventarlas desde tu lugar de asueto.

· El email y el teléfono, con mensaje. Tú te vas de vacaciones, pero clientes y proveedores deben estar al tanto y saber por qué no respondes. Deja tu mail programado con una respuesta automática que indique que estás de vacaciones y la fecha en la que te incorporarás de nuevo. Igualmente, debes llevar a cabo el mismo procedimiento si trabajas solo y nadie va a responder al mail global de la óptica o el teléfono.

· Con previsión para tu vuelta. Volver de las vacaciones siempre se hace cuesta arriba, pero será más sencillo si dejas preparadas todas las tareas y fechas relevantes de los días próximos a tu vuelta para que no se te olvide nada. Por ejemplo, si a tu vuelta tienes una reunión con tu personal para ver el estatus de tu óptica, anota antes de irte todos los temas que quieras abordar y los nuevos proyectos que tengas en mente, ¡las vacaciones pueden hacer que olvidemos cosas!

 

Ahora que ya tienes las principales claves, solo ponlas en práctica y… ¡a disfrutar de tus vacaciones!